Delegation of the European Union to Angola

Declaración de la alta representante/vicepresidenta, Federica Mogherini, en relación con el Día Conmemorativo del Holocausto

Bruxelles, 25/01/2019 - 15:44, UNIQUE ID: 190124_6
Statements by the HR/VP

Declaración de la alta representante/vicepresidenta, Federica Mogherini, en relación con el Día Conmemorativo del Holocausto

Hoy, en el Día Conmemorativo del Holocausto, recordamos a aquellos que fueron asesinados por haber cometido un único crimen: nacer. Recordamos que el régimen nazi y sus aliados intentaron exterminar sistemáticamente al pueblo judío y a otras comunidades, en función de su etnia, creencias u orientación sexual.

Hoy es un día para recordar, pero también para actuar en estos tiempos en los que vivimos. Liliana Segre, senadora vitalicia italiana y superviviente del Holocausto, afirmó recientemente que el recuerdo de la «Shoá» debe ayudar a los europeos de hoy en día «a rechazar cualquier tentación de caer en la indiferencia ante la injusticia que nos rodea, a estar alerta y a ser más conscientes de nuestras responsabilidades para con nuestros conciudadanos»

La memoria histórica es una responsabilidad individual y colectiva, en especial en estos tiempos en los que el antisemitismo vuelve a renacer, las teorías de conspiración antisemitas vuelven a florecer y los ataques contra el pueblo judío y la conmemoración del Holocausto son demasiado frecuentes, tanto en Europa como más allá de sus fronteras. Por eso, ahora más que nunca, tenemos el deber de «estar alerta», reaccionar y actuar ante cualquier forma de racismo y discriminación, antigua o nueva.

La Unión Europa siempre ha luchado y sigue luchando contra cualquier forma de antisemitismo, incluidos los intentos de defender, justificar o trivializar el Holocausto. El proyecto innovador de la integración europea nació como respuesta a la Segunda Guerra Mundial y la «Shoá». Uno de los cimientos de la Unión Europea fue la decisión de alzar la voz y decir: «nunca más». Éramos conscientes de que la diversidad de nuestro continente es lo que nos hace fuertes y proteger esa diversidad se ha convertido en uno de los objetivos principales de la Unión, en particular de nuestra política exterior.

El antisemitismo, como todas las formas de racismo, es un ataque contra los mismísimos cimientos de la Unión Europea: es un ataque contra todos nosotros.

Secciones editoriales: