EUCAP Sahel Niger

Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura: declaración del alto representante y vicepresidente Josep Borrell

Brussels, 25/06/2021 - 20:01, UNIQUE ID: 210625_30
Statements by the HR/VP

 

No cabe torturar seres humanos en el siglo XXI. En el Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, la Unión Europea reitera su firme compromiso con la lucha contra la tortura en todo el mundo, en todas sus formas, contextos y entornos.

Las restricciones y confinamientos durante la pandemia de COVID-19 han dado lugar a mayores niveles de violaciones y abusos de los derechos humanos tanto en la esfera pública como en la privada, por ejemplo, mayor violencia, detenciones e internamientos arbitrarios, ataques físicos y traumas psicológicos para muchos seres humanos.

El respeto de los derechos humanos y la dignidad humana deben seguir configurando nuestra respuesta a la actual pandemia mundial. Persisten la tortura y otros malos tratos en los lugares de detención, a pesar de los esfuerzos de muchos gobiernos por reducir el número de detenidos en tiempos de crisis sanitaria. Apoyar la mejora de las condiciones de detención y el trato de las personas privadas de libertad, en consonancia con las normas y obligaciones internacionales, es una prioridad del Plan de Acción de la UE para los Derechos Humanos y la Democracia 2020-2024, nuestro marco renovado de política exterior en este ámbito.

Hay que poner fin a la impunidad de la tortura y otros malos tratos. La rendición de cuenta de sus autores, unos sistemas judiciales eficaces y la reparación para las víctimas son cruciales. No nos abstendremos de condenar los actos de tortura y otros malos tratos en todo el mundo, y apoyaremos las investigaciones independientes de violaciones y abusos graves de los derechos humanos dondequiera que se produzcan. La recopilación de pruebas, la documentación de los casos de tortura y otros malos tratos, la rendición de cuentas y la justicia son pasos importantes para el ejercicio de los derechos de las víctimas.

El régimen mundial de sanciones de la UE en materia de derechos humanos pone de manifiesto su determinación de defender los derechos humanos y de adoptar medidas decisivas y tangibles contra los responsables de violaciones y abusos graves de los derechos humanos, tales como la tortura y otros malos tratos.

Seguiremos trabajando a nivel bilateral, regional y multilateral, en particular en colaboración con las Naciones Unidas, el Consejo de Europa y la Corte Penal Internacional, y mediante nuestro apoyo a las organizaciones de la sociedad civil y a los defensores de los derechos humanos. Durante la última década, la UE ha dedicado más de cien millones de euros a los esfuerzos de lucha contra la tortura y mantendrá su compromiso y apoyo firmes en materia de defensa de la dignidad humana.

Iniciativas como los Principios de unas entrevistas eficaces con fines de investigación y recogida de información ofrecen orientaciones sobre la obtención de información exacta y fidedigna en el pleno respeto de los derechos humanos y la dignidad de todos, sobre todo mediante la aplicación de garantías jurídicas y procesales en las primeras horas de detención preventiva.

También urge más que nunca una actuación colectiva firme y eficaz para regular el comercio de bienes utilizados con fines de ejecución de la pena de muerte, torturas y otros malos tratos. La UE anima a todos los Estados a redoblar sus esfuerzos para establecer normas internacionales comunes en este ámbito y a adherirse a la Alianza para el Comercio sin Tortura.

Un mundo donde no se torture a nadie constituye un reto mundial y, a este respecto, unas medidas conjuntas pueden marcar la diferencia. Juntos podemos conseguirlo. Se lo debemos a las víctimas de la tortura y a sus familias.

 

Secciones editoriales:

Autor