Derechos humanos

Los derechos humanos, la democracia y el Estado de derecho son valores esenciales para la Unión Europea.  

La UE quiere garantizar que en todo el mundo se respete la totalidad de los derechos humanos —ya sean civiles, políticos, económicos, sociales o culturales—, tal y como se estableció en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y se ratificó posteriormente en la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos de 1993. La UE promueve también los derechos de las mujeres, los niños, las personas pertenecientes a minorías y las personas con discapacidad.

El Tratado de Lisboa, que constituye la base jurídica e institucional de la UE, define claramente que la Unión debe regirse por los siguientes principios: la democracia, el Estado de derecho, la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos y las libertades fundamentales, el respeto por la dignidad humana, los principios de igualdad y solidaridad, y el respeto de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y de la legislación internacional. Estos principios están reforzados por la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, que los reúne en un solo texto.

Aunque, en conjunto, la UE tiene un historial reciente correcto en materia de derechos humanos, no está satisfecha. Por ello, lucha contra el racismo, la xenofobia y otras formas de discriminación por motivos de religión, género, edad, discapacidad y orientación sexual. La UE está especialmente preocupada por los derechos humanos relacionados con el asilo y la emigración.

Para la Unión, el apoyo a los derechos humanos y la democracia es un aspecto central de su política de relaciones exteriores . La UE desarrolla un amplio número de programas y actividades, entre los que destacan:

El apoyo a los derechos humanos y la democracia siempre se tiene en cuenta durante el proceso de elaboración de políticas y, por supuesto, durante su puesta en práctica. Por ejemplo, todos los acuerdos comerciales y de cooperación incluyen una cláusula que establece que los derechos humanos son un elemento esencial en las relaciones entre las partes.

Durante el período 2007-2013, la UE también ha destinado fondos por valor de alrededor de 1100 millones de euros a través al Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos ( IEDDH ), con el fin de ayudar a ONG locales e internacionales a promover los derechos humanos en todo el mundo.