Declaración de la Alta Representante, Catherine Ashton, en nombre de la Unión Europea con motivo del Día Mundial y Europeo del Agua (22/03/2012)

Un agua potable segura y un sistema de saneamiento son cruciales para una vida sana y digna. Sin embargo, millones de personas en todo el mundo siguen sin acceso a un agua potable de calidad y, por lo tanto, se encuentran privadas de un derecho humano básico. Cada día, más de 4 000 personas mueren de enfermedades derivadas de la falta de acceso al agua potable limpia, en su mayoría niños menores de cinco años. Más de 2,4 millones de personas carecen además de servicios de saneamiento adecuados.

La UE está trabajando intensamente para mejorar el acceso al agua potable y el saneamiento en muchos países socios. Los programas comunitarios relativos al agua y el saneamiento proporcionan casi 400 millones EUR al año a alrededor de 35 países socios, ayudando a construir la infraestructura para el consumo y los sistemas de aguas residuales, proporcionando servicios básicos de saneamiento e higiene y mejorando la gestión del agua. La UE está firmemente comprometida en la promoción de la acción internacional concertada para abordar el papel crucial del agua en el desarrollo humano y económico y la seguridad.