Relaciones Comerciales

Las relaciones comerciales entre Nicaragua y la Unión Europea (UE) se han desarrollado de forma paulatina, sin embargo, gradualmente se ha ido superando el desafío de acceso de los productos centroamericanos a los mercados europeos, permitiendo a los productores y exportadores nicaragüenses colocar sus mercancías en Europa.

A lo largo de las últimas décadas, los países centroamericanos se han beneficiado del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG Plus) que la UE otorga, de manera unilateral, a países en desarrollo que cumplen condiciones de buen gobierno, desarrollo sostenible y protección de los derechos humanos.

Estas preferencias han permitido un aumento del comercio entre ambas regiones. La UE se ha convertido en uno de los principales socios comerciales de Centroamérica, siendo el tercer destino de sus exportaciones y representando más del 10% de su intercambio mercantil, tras Estados Unidos y el propio Mercado Común Centroamericano.

Si bien este esquema ha resultado cada vez más fructífero, la madurez alcanzada en las relaciones entre CA y la UE ha hecho necesario evolucionar a otro tipo de vínculo: un Acuerdo de Asociación (AdA), que en lo comercial supone la creación de una zona de libre comercio, abriendo nuevas y mejores posibilidades de exportación para productos centroamericanos y ofreciendo condiciones más favorables de comercio e inversión para las empresas europeas.

Durante la última década las exportaciones de Nicaragua al mercado europeo han mostrado un constante crecimiento en valor. No obstante, las exportaciones siguen concentrándose en pocos productos, aprovechando la demanda de este mercado de más de 500  millones de consumidores.

En materia comercial, el AdA significa dejar atrás el enfoque tradicional de cooperación y otorgamiento unilateral y temporal de beneficios, a favor de un vínculo duradero entre socios comprometidos con el libre comercio y el desarrollo sostenible de ambas regiones.

El pilar comercial del AdA entró en vigor para Nicaragua, Honduras y Panamá el 1 de agosto de 2013, para El Salvador y Costa Rica el 1 de octubre de 2013. A partir de este momento el AdA es el marco legal de referencia en cuanto al comercio entre Nicaragua y la Unión Europea.

Política de Apoyo al Comercio

Uno de los objetivos de la política comercial común de la Unión Europea es apoyar a los países en desarrollo en su inserción en la economía global, fomentando los conocimientos y la infraestructura necesarios para ampliar su participación en el comercio mundial y aprovecharse de sus ventajas. La UE es el principal donante dentro del marco de la iniciativa  "Ayuda para el comercio" (Aid for Trade) de la Organización Mundial de Comercio, con un compromiso, asumido en el año 2010, de alcanzar 2 billones de euros de ayuda al año.

La UE ofrece un servicio vía Internet para facilitar a los exportadores de los países en desarrollo el acceso al mercado europeo: el Export Helpdesk. Esta herramienta gratuita y de fácil utilización, proporciona información sobre los requisitos de importación a un mercado común de 27 países y 500 millones de consumidores con alto poder adquisitivo.

Finalmente, en cuanto a los requisitos de importación hacia el mercado centroamericano, la UE apoyó con fondos de cooperación el desarrollo de una herramienta informática llamada Arancel Informatizado Centroamericano que contiene la información necesaria de índole aduanero.