Mensaje del Jefe de Delegación

Estimado visitante:

Bienvenido al espacio virtual de nuestra delegación en Internet, en el cual usted podrá descubrir el trabajo que con mucho entusiasmo llevamos a cabo en Nicaragua, la región y el mundo. Lo invito también a seguir la información que publicamos periódicamente en nuestras cuentas institucionales en Facebook (www.facebook.com/UEenNicaragua) y Twitter (@UEenNicaragua).

Para mí es un honor haber sido designado por nuestra Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, como Embajador, Jefe de la Delegación de la Unión Europea (UE) en Nicaragua y Panamá y ante el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Llegué a Nicaragua en diciembre del 2015 para iniciar una misión de cuatro años encaminada a seguir cultivando las excelentes relaciones que históricamente la Unión Europea ha mantenido con Nicaragua y Centroamérica, región con la cual compartimos un Acuerdo de Asociación que integra tres pilares: el político, el comercial y el de cooperación al desarrollo. Dado a que resido en Managua, en el caso del Panamá cuento con el apoyo de mi colega Giovanni Di Girolamo, quien funge como Encargado de Negocios para consolidar nuestras relaciones diplomáticas con este importante país centroamericano.  

Nací en Glasgow, Escocia y me formé como Economista en Edimburgo, Oxford, la Wharton School de la Universidad de Pennsylvania y la Escuela de Londres de Economía (LSE). Antes de venir a Nicaragua fungí como Jefe de División para México, América Central y el Caribe del Servicio Exterior (SEAE) de la UE.  También me desempeñé como Embajador de la UE en Bolivia;  Encargado de Negocios en Paraguay; y en los años 90 me ocupé de los países de Centroamérica desde nuestra entonces sede regional en Costa Rica. Mi cercanía con América Latina, en especial con la región centroamericana, sin duda será de mucha ayuda para cumplir con mi misión.

En Nicaragua, país de lagos y volcanes y de enorme riqueza natural y humana, trabajaré para seguir  fortaleciendo los lazos de colaboración con todos aquellos actores que deseen trabajar de la mano con nosotros para mejorar la sostenibilidad y las condiciones de vida de los nicaragüenses, incluyendo al Gobierno, los Estados Miembros de la UE, el sector privado, la sociedad civil y otros socios y organizaciones internacionales presentes en Nicaragua y en la región. 

A través de nuestra estrategia de cooperación al desarrollo con Nicaragua para 2014-2020 que cuenta con 204 millones de euros, nos hemos propuesto enfocar nuestro aporte en tres sectores prioritarios: educación efectiva para el empleo, adaptación al cambio climático y apoyo al sector productivo. El objetivo que nos hemos planteado es seguir contribuyendo a la reducción de la pobreza, a través de la promoción de un modelo de desarrollo inclusivo y sostenible que redunde en el bienestar de la población nicaragüense. Asimismo, seguiremos trabajando por defender los valores democráticos y por el respeto de los derechos humanos como pilares fundamentales e ineludibles de la prosperidad que anhelamos para nuestras sociedades.

A nivel regional, tenemos el reto de reforzar nuestra relación con los Estados Miembros del SICA y del SIECA, sus instituciones y otros sectores regionales claves para profundizar la integración regional como elemento necesario para el desarrollo sostenible de la región. El diálogo político birregional enmarcado en las reuniones periódicas del Comité conjunto que reúne a representantes de los países del SICA y a la UE será fundamental para continuar identificando prioridades conjuntas.

Para apoyar el cumplimiento de esos objetivos regionales, nuestra estrategia de cooperación al desarrollo para Centroamérica 2014-2020 cuenta con 120 millones de euros y se centra en tres sectores prioritarios identificados de manera conjunta con nuestros socios regionales: cambio climático y prevención de desastres, gobernanza y seguridad e integración económica, incluyendo la aplicación efectiva del pilar comercial del Acuerdo de Asociación UE-Centroamérica.

Durante los próximos cuatro años, mediante nuestros instrumentos de apoyo a la sociedad civil y autoridades locales y nuestro programa de derechos humanos, igualmente continuaremos apoyando y aportando recursos adicionales a proyectos de dimensión local y regional gestionados por organizaciones de la sociedad civil.

Nuestro quehacer es mucho más amplio y complejo, pero espero que este esbozo de nuestra misión le sirva de introducción para descubrir el fascinante y diverso trabajo de la UE en Nicaragua, la región y el mundo. Nuestra página web y cuentas en redes sociales le ayudarán a conocernos más y establecer una comunicación directa para guiarlo y apoyarlo en encontrar la información que necesite.

¡Seguimos en contacto!

Kenny Bell
Embajador, Jefe de la Delegación de la UE en Nicaragua y Panamá, y ante el Sistema de la Integración Centroamericana