Comercio

RELACIONES COMERCIALES ENTRE MÉXICO Y LA UNIÓN EUROPEA

Las relaciones comerciales entre la UE y México se rigen por el Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente desde 2000, que ha permitido un crecimiento significante del comercio bilateral y ha actuado como catalizador de flujos de inversión. El acceso al mercado es la principal razón por la que se negoció el TLC; cuando entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la cuota de mercado de la UE se redujo en un 50%. En cuanto a México, el país trató de atraer a más Inversión Extranjera Directa para reducir su dependencia económica de los EE.UU. Desde entonces, el TLC ha sido un instrumento eficaz para fomentar una mejor compenetración entre ambas economías. Sirvió para reforzar la posición de México como centro de manufactura orientada a la exportación, con acceso preferencial garantizado a los dos mercados comerciales más grandes del mundo, y triplicó la media de inversiones anuales. También contribuyó a elevar la competitividad del país, no sólo gracias a la diversificación de su comercio de bienes, sino también gracias a la liberalización del comercio de servicios.

  •  Comercio total: 63 millones de USD en 2013 
  • La UE es el tercer socio comercial de México
  • México es el  socio comercial 17 de la UE
  • Principales exportaciones de la UE a México: maquinaria y equipos de transporte, productos químicos y productos manufacturados.
  • Principales exportaciones de México a la UE: maquinaria y equipos de transporte, combustibles minerales, lubricantes y productos manufacturados.
  • El comercio de servicios ascendió a 9.000 millones de Euros en 2011 (Las estadísticas de 2012 aún no están disponibles).
  • El flujo acumulado de Inversión Extranjera Directa del año 2000 al 2013 es de 100 millones de USD.

 

LAS RELACIONES COMERCIALES ENTRE LA UE Y MÉXICO EN CIFRAS

El comercio entre la UE y México ascendió a 63 mil millones de USD en 2013 (con un significativo superávit para la UE de 23.3 mil millones USD), lo que representa un crecimento nulo con respecto al 2012. Las exportaciones de la UE ascendieron a 43 mil millones de USD, mientras que las exportaciones mexicanas a la UE alcanzaron los 19.8 mil millones de USD. El crecimiento en el comercio total entre la UE y México desde 1999 hasta el 2013, justo antes de la firma TLC, fue del 236.4% (226% para las exportaciones de la UE a México y 261% de las exportaciones mexicanas a la UE). La participación de la UE en el comercio en 2013 al 8.45% fue ligeramente inferior que antes del estallido de la crisis mundial (9.4% en 2008), ya que la recuperación de la crisis ha sido más lenta para el comercio entre la UE-México que con otros socios. En el 2013, China volvió a desplazar a a la UE como segundo socio comercial de de México. La UE sigue siendo la segunda fuente más importante de Inversión Extranjera Directa (IED), aportando un 38% al total de la IED en México desde el año 2000, y desplazó por segunda vez a los Estados Unidos en 2013.

 

 

EXPORTACIONES DE LA UE A MÉXICO: 43.143 MILLONES $ EN2013

En 2013, las exportaciones de la UE a México ascendieron a 43.143 mil millones de USD, un 5.3% por encima de su nivel en 2012 y un 226% por encima de su nivel en 1999.

El grupo de productos más importante fue de maquinaria y equipos de transporte (46.94%), seguido por los productos químicos (16.9%, incluyendo productos farmacéuticos); productos manufacturados (12.9%); productos agrícolas (incluyendo materias primas y pescado), sólo supusieron el 3.7%. En general, la UE desempeña un importante papel como proveedor de bienes de capital y productos intermedios que intervienen en los procesos de producción de ensambladores que con frecuencia exportan a EE.UU. y otros destinos. El gran déficit comercial que México tiene con la UE es compensado, en gran medida, por su superávit con EE.UU.

IMPORTACIONES DE LA UE PROCEDENTES DE MÉXICO: 19.800 MILLONES $ EN 2013

Las importaciones de la UE procedentes de México ascendieron a 19.4 mil millones $ en 2013, un 0.1% por debajo de su nivel en 2012 y 261% por encima de su nivel en 1999.

El principal grupo de productos fue de maquinaria y equipo de transporte (37.7%), seguido de combustibles y productos mineros (26.4%, principalmente petróleo crudo), y otras manufacturas (11%). Los productos agrícolas (incluidas materias primas y pescado), sólo representan el 7.9% de las exportaciones mexicanas a la UE. Aparte del petróleo y a diferencia de la mayoría de las otras economías de América Latina, México es el principal proveedor de bienes manufacturados en lugar de un proveedor de materias primas.

INVERSIONES DE LA UE EN MÉXICO: 129.1 MIL MILLONES DE USD DE FLUJO ACUMULADO EN 14AÑOS (2000-13)

La inversión europea ha sido históricamente importante en México. Desde que el TLC entró en vigor, el flujo promedio anual de inversión procedente de la UE se ha visto triplicado. Se han realizado importantes inversiones en el sector financiero, como demuestra el hecho de que tres de los cinco bancos más importantes en México son europeos (BBVA Bancomer, Santander Serfin y HSBC) y recientemente en el sector agro-alimentario.

Otras destacadas inversiones europeas en México se encuentran en el sector de las telecomunicaciones con Telefonica MoviStar así como en la industria cervecera. En 2010, el fabricante de cerveza holandesa Heineken compró uno de los dos grandes productores de cerveza en México (Cuauhémoc de FEMSA) con una inversión de más de 6.5 mil millones de dólares mientras que la cervecera belga InBev Abheuser completó su adquisición de Grupo Modelo por más de 13 mil millones de dólares del año pasado.

Aunque el principal inversor extranjero en México sigue siendo EE.UU, con un 50% de la Inversión Extranjera Directa total en los últimos 10 años, la UE le sigue de cerca con el 38% (fue el primero en 2010 y 2013 con el 62% y 57% respectivamente. Los países europeos que más invierten en México son: los Países Bajos (35% de la UE),  España (32.6%), Bélgica (11.4%)  Reino Unido (7.2%) y Alemania (5.3%).

El flujo acumulado desde el año 2000 ha sido de 129.1 mil millones de dólares, dirigidos principalmente al sector de servicios, especialmente financieros y turismo, seguido por el sector manufacturero. En 2013 las inversiones de la UE registraron cifras históricas desde que el TLC entró en vigor, con más de 20 mil millones de USD, principalmente gracias al cierre de la adquisición de InBev.