La UE expresa su preocupación con situación difícil de la comunidad LGBTI en Honduras (17/02/2016)

Los Jefes de Misión de la UE han expresado su opinión sobre la situación de la comunidad LGBTI y los derechos humanos en Honduras.

Los Jefes de Misión de la UE desean hacer público el siguiente comunicado conjunto sobre la situación de la comunidad Lesbiana, Gay, Bisexual, Transexual e Intersexual (LGBTI):

"Hemos tenido conocimiento de diversos incidentes violentos, incluyendo asesinatos, amenazas, vigilancia y hostigamiento, llevados a cabo recientemente contra  líderes y miembros activos de organizaciones LGBTI hondureñas, como parecen ser el caso de Paola Barraza, Esdra Yaveth Sosa Sierra, Kendry Hilton, Marco Aurelio López, Estefanía Zúniga, Henry Matamoros, Josselin Janet Aceituno Suazo y Violeta Rivas.

Ante el registro alarmante de nuevos incidentes, queremos reiterar nuestra tristeza y preocupación. La Unión Europea comparte con este país valores y principios fundamentales, como el respecto por el Estado de Derecho y los Derechos Humanos. Es necesario que se investiguen y se enjuicien con rigor los casos registrados, de modo que no queden en la  impunidad.

Resulta de vital importancia trabajar para mejorar la situación de Derechos Humanos en el país, y en particular en relación con la situación de grupos vulnerables, tales como la comunidad LGBTI, las mujeres, los niños, los pueblos indígenas y afrodescendientes y las personas con discapacidades. Pese a los avances observados, persisten  retos importantes a los que enfrentarse: incrementar la protección de los defensores de derechos humanos a través de una reglamentación consensuada de la Ley para la Protección de Defensores, fortalecer la aplicación de medidas cautelares y revisar el Código Penal, en línea con estándares internacionales en materia de Derechos Humanos. Además, el seguimiento a las recomendaciones presentadas el 8 de mayo de 2015 a Honduras en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) y la continua labor contra la corrupción y la impunidad, en particular a través del fortalecimiento del sector judicial, son también cruciales. En este sentido, esperamos que el despliegue de la Misión de Apoyo al Combate contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) de la OEA contribuya a ello.

Por lo anterior, reafirmamos nuestra disposición y voluntad para seguir colaborando con el Estado y la sociedad civil hondureños, a través del diálogo político y de la cooperación. La UE y sus Estados Miembros apoyan los Derechos Humanos y el fortalecimiento del sector judicial con varios programas y proyectos de cooperación, en especial con el Programa de Apoyo a los Derechos Humanos (PADH) (EUR 5.5M) y EuroJusticia (EUR 31M)."