El papel de la Delegación de la UE

Hasta hace poco las acciones exteriores de la Unión Europea se centraban en tres frentes principales: la política comercial, la ayuda al desarrollo y la dimensión política. Estos elementos ofrecían valiosos instrumentos para aplicar una política exterior plausible en los ámbitos de la diplomacia, la economía y el comercio.

Los cambios económicos y políticos que se producen en el mundo exigen una adaptación continua de las políticas y prioridades exteriores de la Unión Europea. Es así como en la actualidad, la defensa de los derechos humanos, la preservación de la paz y de la seguridad internacionales y la prevención de conflictos -incluidos los de carácter interno- son objetivos fundamentales de la política exterior de la UE.

Desde los años 80, la Comisión Europea ha ampliado y profundizado los contactos con Colombia y Ecuador. Hoy en día las necesidades son distintas, por lo que la Delegación se prepara para una revisión de sus actividades con el fin de garantizar una utilización más efectiva de los recursos y lograr un mayor impacto social.

Tradicionalmente las actividades de la Delegación para Colombia y Ecuador son de:

  • Representación de la Comisión Europea ante las autoridades nacionales de Colombia y Ecuador;
  • Coordinación con las Embajadas de los Estados Miembros de la UE acreditadas en los dos países y con la Presidencia rotativa de la Unión;
  • Cooperación con las entidades públicas y con los organismos de la sociedad civil representados en Colombia y Ecuador, de acuerdo con las orientaciones de la cooperación de la UE con América Latina.
  • Ayuda Humanitaria directa a través de las oficinas de ECHO en los dos países y de Ayuda Alimentaria en Ecuador.
  • Información a través de la publicación Euronotas y los boletines periódicos para los medios de comunicación.
  • Consulta a través del centro de documentación y la página web.