Relaciones Políticas

Bolivia y la UE desarrollan sus relaciones políticas en el ámbito bilateral y también en el marco de las relaciones regionales entre la UE y la Comunidad Andina. Esas últimas han sido reforzadas e institucionalizadas a través de la firma del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación de 2003, que está en proceso de ratificación. En la actualidad es necesario actualizar y desarrollar más dicho acuerdo para integrar nuevas temáticas que han surgido desde entonces.

El 14 de junio de 2007 en Tarija, la Comunidad Andina y la UE iniciaron un proceso de negociación para un Acuerdo de Asociación entre ambas regiones, con el objetivo de lograr un acuerdo global, que abarca las diversas formas en que se plasman las polifacéticas relaciones de la UE con la Comunidad Andina. En junio de 2008 se cambió la estrategia inicial de negociaciones en bloque por las dificultades encontradas a causa de esa figura, separando la negociación del pilar comercial de la de los pilares de diálogo político y de cooperación. Esa negociación ahora está abierta a los países de la CAN, con el objetivo de llegar a un acuerdo común, como etapa intermedia en la construcción del Acuerdo de Asociación, anhelada por ambas regiones.

Las relaciones con Bolivia se enmarcan igualmente en el diálogo institucionalizado entre la UE y los países de América Latina y El Caribe para concertar políticas y acciones en el contexto internacional, regional y biregional.

Estos vínculos reflejan la decisión política de avanzar conjuntamente hacia metas mutuamente favorables, como ha sido ratificado en las Cumbres de Jefes de Estado o de Gobierno de los países de la UE, América Latina y El Caribe. La última de estas cumbres se realizó en Lima en Mayo del 2008 y supuso otra importante oportunidad para desarrollar el diálogo político al más alto nivel, con el objetivo de analizar los mayores desafíos de una forma franca y abierta y de evaluar los recientes desarrollos en ambas regiones, que hasta el momento se habían concentrado en tan sólo dos ejes temáticos: pobreza e inclusión y desarrollo sostenible. Los más de 60 jefes de Estado formularon compromisos conjuntos y acciones concretas con el fin de fortalecer la cooperación entre ambas regiones a la hora de hacer frente a esos retos globales.

A nivel bilateral, el diálogo político se sustenta también en encuentros de alto nivel para un intercambio sobre los principales temas en las relaciones con Bolivia, como son la democracia y el estado de derecho, la erradicación de la pobreza, la integración regional la lucha contra el narcotráfico, la migración, la cooperación al desarrollo, y varios otros.