Diálogo con la sociedad civil

Los actores no estatales y las colectividades locales son unos socios fundamentales en la política de desarrollo de la UE. El hecho de consultar e informar estos organismos sobre las estrategias de desarrollo y las prioridades de la Comsión Europea en el ámbito de la cooperación contribuye a consolidar los principios de cooperación y participación.

Además, el brindar apoyo a los actores no estatales, tales como las Organizaciones no Gubernamentales (ONGs) nacionales e internacionales, los medios de comunicación, los actores socioeconómicos, las asociaciones de mujeres, etc., tiene por objetivo crear un papel responsable de estos actores que refuerza la democracia y la buena gobernanza del país. Asimismo, el hecho de asociar a los agentes no estatales incluye el valor añadido de su independencia con respecto al Estado, así como la proximidad y comprensión de determinados grupos de población, y su capacidad para exponer claramente sus intereses específicos y colmar la divergencia entre los objetivos estratégicos y su realización concreta.

La Comisión contribuye a reforzar su participación gracias al apoyo que éstos reciben para mejorar sus estructuras internas, desarrollar sus capacidades de diálogo y fortalecer la eficacia de sus acciones.

Por todo ello, los actores no estatales son para la Comisión Europea un importante canal para hacer llegar la ayuda oficial a los más pobres y marginados, en el marco de la solidaridad entre las sociedades civiles de Europa y las de países como Bolivia. Para hacer efectivo su papel en el marco decisional europeo, cada año la Comisión ayuda financieramente a proyectos llevados a cabo por estas entidades en diferentes sectores de actividad y zonas geográficas del territorio nacional.