Nota de prensa sobre la situación de derechos humanos y la comunidad LGBTIQ en Honduras (28/09/2015)

El Jefe de Delegación de la Unión Europea, Ketil Karlsen, conjuntamente con la Embajadora de Alemania, Beatrix Kania, el Embajador de España, Miguel Albero, el Embajador de Francia, Pierre-Christian Soccoja, y la Embajadora del Reino Unido, Carolyn Davidson, expresaron su opinión sobre la situación de derechos humanos, y en particular la comunidad LGBTIQ, en Honduras el pasado 28 de septiembre de 2015.

El Jefe de Delegación de la Unión Europea, Ketil Karlsen, conjuntamente con la Embajadora de Alemania, Beatrix Kania, el Embajador de España, Miguel Albero, el Embajador de Francia, Pierre-Christian Soccoja, y la Embajadora del Reino Unido, Carolyn Davidson, han expresado que:

"Con tristeza, hemos recientemente tomado conocimiento que han muerto varias personas asociadas a la comunidad LGBTIQ en los últimos meses, incluyendo al defensor de derechos humanos y periodista Juan Carlos Cruz Andara, la defensora de derechos humanos y miembro de la Asociación LGBT Arcoiris Angy Ferreira, y la defensora de derechos humanos y transexual Violeta R. A la par de estos tres incidentes, también se han observado ataques, amenazas y otro tipo de intimidaciones en contra de distintos defensores de derechos humanos y miembros de organizaciones LBGTIQ hondureñas.

La Unión Europea comparte con Honduras valores y principios fundamentales, como el respecto por el Estado de Derecho y los Derechos Humanos. En este contexto, cabe subrayar la necesidad de que se lleven a cabo investigaciones eficaces, de manera a evitar que estos casos queden en impunidad. Consideramos a la vez importante seguir trabajando para mejorar la situación de DD.HH. y en particular la situación de grupos vulnerables, como la comunidad LGBTIQ, las mujeres, los niños, los pueblos indígenas y afrodescendientes y las personas con discapacidades.

Es cierto que se han registrado avances, como la aprobación de la ley para la protección de defensores de derechos humanos, comunicadores sociales y operadores de justicia, o la apertura de una oficina-país de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), prevista para el segundo semestre del 2015.

Sin embargo, aún hay retos importantes por enfrentar en materia de derechos humanos, como una mejor protección para los defensores de los derechos humanos a través de una reglamentación consensuada de la ley para la protección de defensores y el desarrollo de mecanismos para el fortalecimiento de la implementación de las medidas cautelares. En este sentido, destacamos también la importancia del seguimiento a las recomendaciones presentadas el pasado 8 de mayo en Ginebra a Honduras en el marco del Examen Periódico Universal (EPU) y del trabajo en contra de la corrupción y la impunidad, en particular a través del fortalecimiento del sector judicial.

Ante lo anterior, reiteramos nuestra disponibilidad en seguir trabajando con el Estado y la sociedad civil hondureños con miras a mejorar la situación de derechos humanos en el país."

Tegucigalpa, M.D.C., 28 de septiembre de 2015.