Multilaterales

a. Con los grupos de países latinoamericanos, antes con el Grupo de Río y  hoy con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños UE/CELAC.

Desde 1987 se institucionalizó un diálogo ministerial entre la Unión Europea y 13 países de América Latina, incluida Colombia, en el seno del Grupo de Río. Se trata de un importante espacio de diálogo que sin duda ha contribuido a la mejora de las relaciones entre los dos continentes durante las últimas tres décadas, y junto con otras iniciativas, ha permitido el trabajo conjunto en materia derechos humanos, principios democráticos y multilateralismo en países como Colombia.

La asociación estratégica de la Unión Europea (UE) con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC),  como la nueva organización política a nivel regional y por lo tanto, nueva contraparte para la UE, tuvo su Primera Cumbre regional en enero de 2013 en Santiago de Chile. La segunda cumbre UE/CELAC se celebró en Bruselas en junio de 2015 bajo el lema: "Modelar nuestro futuro común: trabajar por unas sociedades prósperas, cohesionadas y sostenibles para nuestros ciudadanos" y el plan de trabajo conjunto continúa para revigorizar las relaciones políticas interregionales. La nueva Cumbre sería en octubre de 2016 en Santo Domingo.

Con la Comunidad Andina CAN.

La Unión Europea continúa con las relaciones sub regionales con la Comunidad Andina -hoy compuesta por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. La CAN fue creada en 1969 por el Acuerdo de Cartagena, con el propósito de lograr una integración regional entre los pueblos andinos y de promover su desarrollo equilibrado y armónico en condiciones de equidad mediante la cooperación económica y social.

La firma en Copenhague del nuevo Acuerdo Marco de Cooperación Unión Europea / Comunidad Andina (el 23 de abril de 1993), llamado de "tercera generación" amplió el margen de maniobra con respecto al primer acuerdo no preferencial firmado en 1983. En Colombia, se ratificó mediante la Ley 183 del 23 de enero de 1995 y en la Unión Europea, el 7 de abril de 1998 por Decisión 98/278 del Consejo.

El Acuerdo recae sobre la base del respeto de los principios democráticos y de los Derechos Humanos y precisa que estos principios constituyen un elemento esencial del mismo. Amplía los dominios de cooperación, profundizando especialmente en la cooperación económica y la cooperación al desarrollo y procura dar un impulso a las relaciones en el plano comercial.

Back to Relaciones políticas