Relaciones de la UE con la Comunidad Andina (CAN)

La Comunidad Andina (CAN) fue fundada en 1969 y, en la actualidad, cuenta con cuatro países miembros: Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú (Venezuela se retiró de la organización en 2006). El diálogo político entre la UE y la CAN se inició con la Declaración de Roma pdf - 19 KB [19 KB] English (en) de 1996. Cuando haya sido ratificado, el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación de 2003 se convertirá en el nuevo marco para las relaciones entre ambas partes. Sin embargo, ese texto todavía no ha entrado en vigor.

En el segundo semestre de 2008 fracasó la negociación de un acuerdo completo de asociación de tres pilares. A raíz de ello, las partes adoptaron un nuevo formato de negociación a dos niveles: temático y geográfico. De este modo, se escindieron las negociaciones regionales sobre diálogo político y cooperación con el conjunto de la CAN (a fin de poner al día el Acuerdo de 2003) de las negociaciones comerciales multilaterales con los países de la CAN dispuestos a alcanzar acuerdos globales y ambiciosos compatibles con la OMC. En febrero de 2009 se iniciaron las negociaciones comerciales con tres países de la CAN (Perú, Colombia y Ecuador). Por lo que respecta a Perú y Colombia, concluyeron con éxito en marzo de 2010. Sin embargo, Ecuador decidió suspender su participación en julio de 2009.

La Comisión Mixta UE-CAN pdf - 910 KB [910 KB] se reunió por última vez el 5 de marzo de 2010.

La lucha contra el narcotráfico siempre ha ocupado un lugar importante en la agenda política de las reuniones entre la UE y la CAN. En 1995 se inició el Diálogo Especializado de Alto Nivel sobre Drogas entre expertos de alto nivel de ambas partes, con el fin de intercambiar ideas sobre cómo abordar este fenómeno y coordinar esfuerzos. La última reunión pdf - 30 KB [30 KB] tuvo lugar en Quito (Ecuador) en octubre de 2012.

En su Documento de Estrategia Regional (2007-2013) pdf - 402 KB [402 KB] Deutsch (de) English (en) français (fr) la UE reservó 50 millones de euros para la CAN, estableciendo tres ámbitos prioritarios: la cohesión social, la integración económica regional y la lucha contra las drogas ilegales.